Contactos - Mapa del sitio
 inicio :: >> Actividades >> Actividades >> Ley del artesano >> Ley del artesano >> Lineamientos
In english In english En Français En Franšais
::
 Lineamientos  


     
 

Conclusiones del 1er. Plenario- 18 de marzo 2005, Congreso de la Republica.
Lectura por la Artesano Gedion Fernandez, Presidente de la Central Interregional de Artesanos del Perú - CIAP.
LINEAMIENTOS GENERALES PARA EL PROYECTO DE LA LEY DEL ARTESANO

Considerando que la Ley de Promocion Artesanal Nº 24052, promulgado el 21 de Diciembre de 1984 está desfasada de nuestra realidad y obsoleta; que habiendo la necesidad de un marco legal que vele y proteja a más de dos millones de artesanos que en su gran mayoría viven en extrema pobreza y permita el desarrollo de la artesanía en general; los participantes en el 1er. Foro Nacional de la Ley del Artesano, manifestamos:

Que es necesaria la promulgación de una ley moderna que recoja las necesidades y la voz de los artesanos y que permita el desarrollo del sector artesanal dentro de un Plan Nacional de Desarrollo del sector y del nuevo marco internacional, este instrumento jurídico debe proteger, facilitar y apoyar al desarrollo personal, organizativo y sectorial de los artesanos.

Esta Ley debe considerar a la artesanía dentro de sus dos aspectos:

a) Como un registro vivo de la cultura de nuestro pueblo, considerando a los artesanos como artistas populares que preservan la identidad y la cultura de nuestro pueblo desde tiempos inmemoriales.

b) Como una actividad económica para miles de familias que se dedican a la producción artesanal como generadora de ingresos y como fuente de trabajo accesible porque no requiere grandes capitales y maquinarias costosas, por lo tanto muchas familias dedicadas a esta actividad proceden de sectores económicos precarios y muchas veces altamente vulnerables como es el caso de los pueblos indígenas, comunidades campesinas, cárceles, discapacitados, niños, jóvenes y mujeres de programas sociales, clubes de madres, grupos parroquiales, Asentamientos Humanos, etc.

Por lo tanto, la Ley del Artesano debe contemplar los siguientes lineamientos generales:

1. La Artesanía como cultura e identidad .- La artesanía es una forma de preservación de nuestra identidad y cultura por tanto debe incluirse en las currículas escolares desde el nivel primario hasta la Univerisad.

Los artesanos peruanos deben ser reconocidos como Patrimonio Cultural del Perú, como tal deben ser protegidos y apoyados por el Estado para el desarrollo normal de su actividad.

El estado debe velar por la protección de los derechos intelectuales y el fomento de las creaciones artesanales.

El estado debe facilitar la obtención de la denominación de origen para las diferentes líneas artesanales relacionados con los “pueblos artesanales”.

2. Formación y capacitación.- Debido a las nuevas exigencias del mercado, que requiere el desarrollo constante de productos y diseños, el Estado debe promover un plan ambicioso de capacitación para aumentar considerablemente el nivel de producción, de ventas y exportaciones de las artesanías peruanas, cuidando siempre de preservar las características culturales para preservar nuestra identidad.

La Ley debe contemplar sistemas de formación y capacitación integrales que permita calificar y certificar a los artesanos en sus diferentes modalidades, lo cual les permita ejercer su oficio formalmente y a la vez ser instructores.

Fomentar la creación de centros de capacitación integral equipados con tecnología moderna.

El estado debe fomentar la capacitación de los artesanos en convenio con Institutos, Universidades nacionales y extranjeros apoyando con becas en los casos necesarios.

3. Comercialización y organización.- La comercialización debe contemplar el aspecto humano detrás del producto, reconociendo el justo valor del trabajo de los artesanos, respetando sus derechos y su dignidad, cuidando el medio ambiente y evitando la explotación.

El estado debe promover la organización de los artesanos tanto por líneas artesanales como en Asociaciones, Federaciones y otras modalidades.

El Estado debe fomentar la creación de parques, complejos artesanales y casas artesanales en los “pueblos artesanales”.

El estado debe facilitar y promover la participación de los artesanos productores en las Ferias nacionales e internacionales.

Crear el Consejo Nacional del Artesano dirigido por representantes de las organizaciones artesanales y que tengan participación en los órganos consultivos de la Dirección Nacional de Artesanías y sus áreas regionales así como en el Fondo Nacional de Artesanías.

4. Formalización y tributación.- Considerando que un gran porcentaje de los artesanos son informales por las siguientes razones: Tienen ventas ocasionales o de poco volumen; el costo de la formalización que implica la obtención del RUC, comprar y llevar al día los libros contables, tener un contador, declarar por medios de cómputo, etc. Son caros y complicados; tienen miedo a las multas y sanciones, viven en lugares alejados o poco accesibles, no tienen recibos de agua, luz, teléfono, etc.

Por otra parte los artesanos formales son proveedores de tiendas, empresas intermediarias o exportadores quienes les exigen facturas, por tanto están comprendidos en el Régimen especial del impuesto a la Renta que es tan complicado y costoso como el Régimen General; son multados o sancionados por no declarar a tiempo; sus proveedores de materias primas y operarios son informales por lo tanto no pueden deducir el IGV de sus compras y tienen que pagar el íntegro del IGV; dejan de declarar por diversos motivos; desconocen las normas legales y son afectados por sanciones, por lo tanto proponemos:

Que la Dirección general de artesanías o los municipios otorguen la Constancia y Carnét Artesanal mediante un registro único y simplificado, lo cual les sirva para realizar su actividad formalmente.

Que los artesanos que tengan ingresos brutos mensuales inferiores a 1 UIT no estén obligados a obtener el RUC.

Que los órganos competentes realicen una difusión masiva sobre los trámites y obligaciones tributarias por los medios de comunicación masiva.

Además, la Ley debe contemplar un régimen especial de Seguridad Social para los artesanos, bajo la modalidad facultativa.

5. FINANCIAMIENTO.- La gran mayoría de los artesanos, por sus condiciones precarias no son sujetos a crédito y los programas sociales con financiamiento internacional no beneficia a los mismos artesanos, proponemos:

Crear el Fondo Nacional del Artesano proveniente de un porcentaje viable de las exportaciones artesanales y fondos del gobierno central.

Destinar un porcentaje del Fondo de Promoción Turística para financiar los programas de promoción y capacitación.

Crear un Fondo de Garantías que permita a los artesanos acceder a todo tipo de créditos.

Lima Diciembre del 2004

 

Contactos  -  Mapa del sitio